Qué es un terminal
virtual

Tener un terminal virtual en un comercio es de lo más común: hoy por hoy los clientes buscan tener distintas posibilidades de pago más allá del clásico efectivo y, aquel que no se modernice, perderá ventas inevitablemente.

Además, el mundo virtual ha llegado para quedarse.

Si queremos mantener y aumentar las ventas de nuestro negocio, es necesario ofrecer la opción de pago a través de terminales virtuales.

Pero, ¿qué es exactamente una terminal virtual, cómo se usa y cómo podrías hacerte tú con una para tu comercio?

En el artículo de hoy te contestamos todas estas preguntas.

Definición de terminal virtual y para qué sirve

Un terminal virtual no es otra cosa en un datáfono pero online. En este caso el soporte es una página web segura que puede procesar pagos con tarjetas de crédito o débito tradicionales.

Algo muy interesante de los terminales virtuales es que permiten la aceptación de pagos en remoto y a distancia, ya que lo único que se necesita es esa página web que procese el pago y a ella se puede acceder desde un ordenador con conexión a Internet.

Decimos terminal virtual porque tiene las mismas funciones, y casi el mismo funcionamiento, que un datáfono tradicional pero trabaja a través de un software concreto en lugar de un terminal físico.
El pago por Internet no es coherente ni posible en establecimientos físicos, en donde el cliente quiere pagar sobre la marcha para disfrutar de su producto o servicio. En este caso, es mejor usar softPos, una tecnología que, con solo acercar la tarjeta del cliente a tu móvil, podrás hacer el cobro. Wellet lo hace posible.

Para qué sirve un terminal virtual

Un terminal virtual sirve para aceptar pagos de forma remota y virtual.

Además, son muy prácticos para generar tickets y facturas online, disminuyendo el uso del papel y haciendo más fácil el control de stocks, gastos, ventas y devoluciones.

También es posible aceptar pagos sin estar el titular de la tarjeta presente. ¿Cómo puedes hacerlo? Por ejemplo aceptando un pedido por teléfono o el pago de un servicio en remoto.

El cobro ha de hacerse de forma manual, tecleando los datos de la tarjeta con la que tu cliente quiere pagar, lo que implica un uso ético y legal de estos datos.

Ojo, porque si te falla la conexión a Internet no podrás realizar los cobros.

Cómo utilizar un terminal virtual

¿Quieres saber cómo utilizar un terminal virtual en tu negocio?

Estos son los pasos a seguir:

  1. Crea una cuenta en el proveedor de pagos que hayas elegido. Esto solo lo tendrás que hacer la primera vez que cobres con tarjeta a través de tu terminal virtual.
  2. Inicia sesión en tu cuenta.
  3. Con el cliente al teléfono o en tu comercio, introduce los datos que te solicita el formulario. Habitualmente estos son los datos que te solicita:
    1. Nombre del titular de la tarjeta.
    2. Numeración de la tarjeta
    3. Fecha de caducidad
    4. Número CVC
  4. Termina la operación con el botón de confirmación (enviar, cobrar o similar).

Ventajas de un terminal virtual

Ya has visto qué es un terminal virtual y cómo puedes utilizarlo. Ahora veamos cuáles son las ventajas de utilizar este sistema de cobro en tu comercio.

  • Siempre que tengas conexión a Internet, es mayor la flexibilidad que te da esta tecnología que la del datáfono tradicional.
  • Evitas el importe que tienes que pagar al banco por alquiler de datáfono.

Desventajas de las terminales virtuales

¿Existen desventajas a la hora de utilizar terminales virtuales?

  • Puedes procesar pagos de forma rápida cuando el cliente no se encuentra en su comercio. Sin embargo, de estar presente, necesitas contar con un lector de tarjetas que pueda realizar el cobro y una forma de que este introduzca su PIN. Esto ocurre por razones de seguridad.
  • Necesitas tener muy presente las medidas de seguridad que supone manejar datos de pago de clientes y, al tener que teclear manualmente, puede haber un número importante de errores.

Cómo tener un terminal virtual en tu comercio

Si buscas una forma de ofrecer el pago con tarjeta contactless en tu negocio puedes recurrir a la solución de siempre: contratar un datáfono en un banco.

¿Inconvenientes? Pues que tendrás que pagar una mensualidad utilices o no la terminal, además de las comisiones y el inconveniente de tener que llevar encima un dispositivo extra para poder hacer tus cobros.

También puedes utilizar un terminal virtual de cobro desde tu ordenador, con el handicap de que tienes que estar cargando con él para poder realizar las operaciones, pedirle a tus clientes sus datos privados de cobro y otros inconvenientes que dificultan la operación.

Una forma mucho más sencilla es descargarte Wellet, una aplicación gratuita que convierte tu teléfono móvil Android en un TPV.

Una vez lo descargues, podrás cobrar con tarjeta desde tu propio móvil, sin pagar cuotas mensuales y obteniendo el primer mes de uso gratis de comisiones. A partir del segundo mes, únicamente pagarás un 1,3% de comisión por transacción.

¡Nada más!

Además, tu propio móvil generará el ticket de venta y se lo podrás facilitar a tus clientes de forma virtual, por mensaje o correo electrónico.

Y aún no has escuchado lo mejor.

Con esta aplicación gratuita y con un única cuenta, podrás crear distintos usuarios para que todos tus empleados puedan cobrar con sus propios móvil sin coste extra.

Prueba a descargar la aplicación gratuita aquí y disfruta del primer mes libre de comisiones. Así podrás probar la aplicación ¡sin ningún tipo de gasto!

Descarga nuestra app gratuita y comienza
a aceptar pagos en tu negocio con tarjeta hoy